Por Juan B. Sánchez / Fotografías María Yusti

Dio inicio el sábado 12 de noviembre en la ciudad de Santiago, Chile, uno de los festivales musicales más importantes de Latinoamérica: el Maquinaria Festival. Este año, en su segunda edición, Revista Metrónomo estuvo presente para llevarle a nuestros lectores todos los detalles sobre éste.

El festival cuenta con 3 escenarios diferentes -Claro Sony Ericsson Stage, Transistor Stage y Lenovo Stage-, presentando las agrupaciones de forma alternada en los dos primeros y de manera continua en el Lenovo, ofreciendo en éste bandas nacionales que abarcando géneros como el rock, el indie y el electro.

El evento dio inicio hacia las 2 de la tarde con la agrupación Pepper, originaria de Hawai; una banda que mezcla ingeniosamente el reggae con géneros como el dub, el punk, el pop y el rock. Luego estuvo Duff McKagan’s Loaded, agrupación musical integrada por Mike Squires en la guitarra, Jeff Rouse en el bajo, Geoff Reading en la batería y el propio Duff McKagan, exbajista de Guns N’ Roses, como cantante y guitarrista.

Luego, en el transcurso de la tarde, desfilaron por los escenarios algunas de las agrupaciones más relevantes del rock alternativo como Alice in Chains, Black Rebel Motorcycle Club y Faith no More; esta última, favorita indiscutible de los chilenos, sumando ya 6 presentaciones en este país, y, al igual que en ocasiones anteriores, deslumbró al público con un show en el que interpretó por completo su trabajo King for a Day… Fool for a Lifetime. Patton, quien disfruta en grande de sus visitas a Chile, interactuó constantemente con su audiencia, haciendo bromas en español y mostrando su apoyo al movimiento estudiantil chileno con un cartel en el escenario que pedía educación gratuita para todos.

Black Rebel Motorcyle Club dejó atónitos a todos con su impecable sonido rockero y un repertorio que incluyó sus más representativas canciones como “Ain’t No Easy Way Out”. Para destacar: su baterista femenina, que no tiene nada que envidiarle al más rudo de los músicos, eso si, manteniendo siempre su feminidad y belleza que la caracteriza.

Una de las presentaciones más esperadas por los asistentes fue Alice in Chains. Liderados por William DuVall y el legendario guitarrista Jerry Cantrell, ofrecieron su primer show en Chile frente a un público ansioso por ver por primera vez a una de las bandas más representativas del rock mundial. La respuesta de los asistentes, saltando y coreando cada una de las canciones, hizo emocionar a la banda, llevándola a prometer un pronto regreso. Canciones como “Man In The Box”, “Rain When I Die”, “Check My Brain”, “We Die Young”, “Angry Chair” y “Would?”, demostraron que esta nueva alineación está en condiciones de continuar la marcha tras la muerte de su icónico Layne Staley.

La agrupación de metal Down, liderada por el ex-vocalista de Pantera, Phil Anselmo, presentó su estilo, el cual ha ganado popularidad en los últimos años. Tanto los asistentes como la banda demostraron gran entusiasmo con su visita, pero fue Phil quien dejó boquiabiertos a todos con sus extravagantes exhibiciones, bromeando, haciendo muecas y golpeándose la cabeza con el micrófono, bufonada que le causó una herida en la frente.

El día cerró de forma sublime con la legendaria banda de trash metal Megadeth, quien interpretó algunas canciones de su último trabajo Thi1rte3n como ‘‘Public Enemy Nº1’’. Sin embargo, su espectáculo estuvo repleto de los clásicos de todos los tiempos; iniciando su función con ‘’Trust’’ y pasando por otras como “Hangar 18″, “Wake up Dead”, “Headcrusher”, “Sweating Bullet” y ‘’Symphony of Destruction’’. Un sonido impecable, una puesta en escena digna de una gira mundial y un Dave Mustaine, que pese a estar todavía recuperándose de su lesión, dio a entender junto con su banda que el talento y la creatividad no se ven afectados por el paso del tiempo. Lamentablemente para sus fans, el tan esperado meet & greet tuvo que ser cancelado debido a las molestias de salud que afectan a Mustaine desde que se lesionó el cuello en uno de sus conciertos.

En el primer día de este magnífico festival se dieron cita aproximadamente 60 mil asistentes en el Club Hípico de Santiago, entre niños desde 1 año hasta adultos mayores, lo que demuestra que ni la edad, ni el inclemente sol, son impedimento para que los fans puedan disfrutar del buen rock en vivo.M

“El festival cuenta con 3 escenarios diferentes -Claro Sony Ericsson Stage, Transistor Stage y Lenovo Stage- presentando las agrupaciones de forma alternada en los dos primeros y continuamente en el Lenovo, ofreciendo en éste bandas nacionales constantemente, abarcando géneros como el rock, indie y electrónico.”